CNB Contemporanea
Buscador

EXPOSICIONES | Grandes Maestros, un homenaje

 

Grandes Maestros, un homenaje. Patrimonio del Museo Nacional del Grabado
Hasta el 30 de diciembre de 2018

Inauguración: Miércoles 15 de agosto a las 18

Curada por Nora Iniesta, esta exposición es un recorrido por la historia más reciente de la técnica del grabado en manos de los más reconocidos artistas argentinos del siglo XX.

Un panorama de los más grandes maestros de esta disciplina que abarca más de 40 xilografías, litografías, aguafuertes y serigrafías. Una exposición que posibilita tomar contacto con obras de Adolfo Bellocq, Aída Carballo, Pío Collivadino, Raquel Forner, Emilio Pettoruti, Nelia Licenciato, Víctor Rebuffo, Margarita Galetar y Sergio Sergi, entre otros.

La Argentina ha dado grandes nombres que hacen del arte del grabado un espacio dilecto de acogimiento de las mejores tradiciones universales. En el último siglo, constituyó sus propias escuelas articuladas en torno de temas, estilos y técnicas, que lo colocan entre lo mejor de la cultura del original múltiple internacional.

En la actualidad, el grabado se ha vuelto el lugar de experimentación de nuevas estéticas. Liberado de la constricción del mundo de las comunicaciones, que resignaba su rol a la ilustración, el arte de la estampa ha logrado constituirse en un espacio de reflexión sobre la imagen, sobre lo múltiple y lo original, que repone las preguntas sobre qué es el arte en uno de los géneros más humildes y laboriosos. Su potencia expresiva proviene de su naturaleza artesanal, que reclama gran pericia en el oficio, así como de la libertad de conjugación de estéticas diversas en las cuales se fue tramando la tradición bicentenaria del grabado argentino.

Su naturaleza reproductible vuelve múltiple pero no por ello menos singular al grabado. Como la escultura de molde o la fotografía, se propone como serie limitada. Desde la xilografía, la técnica más antigua de estampa, a las aguafuertes, litografías y serigrafías, no pocas veces mixturadas en obras de gran complejidad en su ejecución, el grabado es reconocido como una de las formas más populares de arte visual.

Una de sus peculiaridades consiste en que ha sido cultivado por gran cantidad de mujeres que han mostrado una maestría sin igual en su producción. A diferencia de otras artes, el rol de la mujer en el arte del grabado ha sido determinante, tanto en calidad como en cantidad, a tal punto que permite visualizar derivas estéticas en las que la sensibilidad femenina tiende a generar un nuevo lenguaje gráfico.

Esta exposición ofrece un amplio panorama en el que las obras más relevantes del arte de la estampa pertenecientes al acervo del Museo Nacional del Grabado, producidas por hombres y mujeres representados en igualdad de condiciones de género, permiten apreciar y calibrar esta larga tradición que encuentra en sus artistas contemporáneos una vitalidad extraordinaria.

Nora Iniesta
Curadora

El grabado y sus técnicas

¿QUÉ ES UN GRABADO?

Es el nombre dado a una técnica manual de impresión. En la matriz, se graban imágenes realizando cortes o surcos con herramientas cortantes. Sobre la matriz, se pasa la tinta y se imprime la imagen en un soporte. Se obtienen varios originales de una misma matriz que constituyen la edición o tiraje.

Una de las características más importantes del grabado es, precisamente, la posibilidad de realizar múltiples estampaciones.

Algunos artistas trabajan sin matriz, a partir de una prueba denominada monotipo.

¿QUÉ ES UNA PRENSA?

Es una herramienta mecánica con la que se ejerce presión. Entre los variados tipos de prensas usados en la estampa artística, existen tres fundamentales:

Prensa vertical para estampaciones de xilografía, linograbado, etc.
Prensa calcográfica que ejerce presión por medio de dos cilindros y que se emplea para la estampación de planchas grabadas en hueco o intaglio: aguafuerte, buril, manera negra, etc.
Prensa horizontal de regleta, cuchilla o cilindro, empleada en la estampación de  litografías.

¿QUÉ ES UNA ESTAMPA?

Es una impresión original que se realiza a partir de una matriz y se edita sobre un soporte.

¿QUÉ ES UNA IMPRESIÓN?

Es todo proceso de estampación de una plancha, piedra o pantalla, sobre cualquier soporte, aunque generalmente se realice sobre papel.

¿QUÉ ES UNA EDICIÓN?

Es una serie de estampas originadas en la misma matriz, numeradas y firmadas por el autor, y autenticadas por el taller donde fue realizada la edición.

XILOGRAFÍA

Del griego: xilo, madera; graphe, escribir.

Es una técnica de grabado en relieve. Su origen se atribuye a las estampas piadosas, los textiles impresos y las cartas de juego. Básicamente es el arte de realizar un dibujo sobre la superficie plana de un taco de madera (matriz) suprimiendo lo ajeno al diseño por medio de cortes o entalladuras, con el fin de obtener reproducciones sobre papel u otros materiales.

Técnica
La elección de la madera adecuada es una condición previa absoluta, ya que la madera determina el carácter de la estampa final. Si bien el uso de las maderas blandas facilita la utilización de las herramientas de corte, presentan el inconveniente de ser muy porosas y limitan el tiraje por los sucesivos deterioros que en ellas se producen.

Por lo tanto, las maderas que habitualmente se prefieren son las duras, compactas y de consistencia homogénea (sin grietas ni nudos) como por ejemplo nogal, peral, cerezo, etc.

Sobre el taco, se realiza directamente el dibujo o bien se traslada un boceto de manera invertida, para que el resultado final de la estampa coincida con el diseño original. Se elige la herramienta mas adecuada (gubia, cuchillo, formón) y luego se realiza el grabado propiamente dicho, que consiste en ir quitando la madera de todas aquellas partes que deben resultar blancas, dejando en relieve únicamente las que señala el dibujo y que quedarán del color de la tinta utilizada en la impresión.

Las zonas que quedan en la superficie saliente son las que, una vez entintadas y mediante cierta presión, imprimen la imagen sobre el papel. Elegida la tinta gráfica a utilizar, se la dispone sobre un vidrio o mármol y, con un rodillo apropiado, se la distribuye sobre el taco de madera grabado, haciéndola rodar sucesivamente en sentido vertical, horizontal y diagonal para que quede pareja. Sobre la matriz entintada se coloca la hoja del papel elegido para imprimir el grabado y, por medio de una presión uniforme ejercida, por ejemplo, con el dorso de una cuchara de madera (manera artesanal) o el baren se frota el reverso del papel para obtener la estampa.

Otro método de estampación es el uso de una prensa tipográfica, o bien de tórculo, que por ejercer la presión de manera uniforme y de una vez, permite la obtención de estampas homogéneas y agiliza el tiraje de mayor cantidad de ejemplares.

SERIGRAFÍA

Del latín: sericum, seda; graphía, escribir.

Se llama serigrafía al proceso de grabado con matriz de tela, originalmente seda, que se utiliza como plantilla.

La serigrafía, tal como la conocemos en la actualidad, tiene sus orígenes en los procedimientos para imprimir tejidos, utilizados mucho antes de nuestra era en el Extremo Oriente. El mundo occidental comenzó a interesarse por esta técnica de impresión recién a fines del siglo XIX, época en que la industria textil experimentó un importante desarrollo.

Rápido y poco costoso, el procedimiento permitió multiplicar carteles o decorar embalajes, por lo que fue muy apreciado por la moderna industria publicitaria.

Técnica

Existen distintas técnicas de elaboración de las matrices serigráficas: técnica por recubrimiento, por lavado, por recortado y técnicas que utilizan una capa de emulsión fotosensible. En todos los casos se coloca una tela de seda extendida sobre un bastidor.

El principio consiste en reservar sobre la plantilla de tela, con la ayuda de un barniz, las partes donde el color no debe aplicarse, dejando libres las partes de la pantalla correspondientes al diseño. La tinta se aplica sobre la plantilla con una espátula y pasa sobre el papel a través de las partes no barnizadas. Cada color necesita la preparación de una plantilla diferente.

LITOGRAFÍA

Del griego: lithos, piedra; graphé, escribir. Se llama litografía al proceso de impresión química con matriz de piedra para producir imágenes planas (planográficas). El fenómeno por el cual el agua y la grasa no se mezclan da lugar al proceso de impresión litográfica.

Los primeros experimentos de litografía tuvieron lugar hacia fines del siglo XVIII y, desde el siglo XIX, ha sido muy utilizada como medio de reproducción de imágenes para publicaciones. Los primeros artistas que descubrieron estas cualidades para el arte fueron

Goya y Daumier, pero más tarde Toulouse Lautrec, Vuillard y Bonnard perfeccionaron la técnica y prepararon el camino a muchos artistas modernos, como Matisse, Braque y Picasso.

Técnica

Las mejores piedras son las procedentes del sur de Alemania. Las más apropiadas son las de tono gris azulado y medianamente duras, de grano compacto y apretado, más o menos porosas y capaces de retener la humedad durante todo el proceso de impresión.

En primer lugar, es preciso preparar la piedra, ya sea para borrar un dibujo anterior o bien para lograr un grano determinado. El procedimiento consiste en colocar una piedra sobre otra, verter entre ellas arena fina o carborundun de diferentes grosores, con agua e imprimirle un movimiento de rotación. Este desplazamiento, además de aplanarla, deja en su superficie un graneado que estará de acuerdo con la fineza del polvo y que la adecuará para el dibujo.

La ejecución del dibujo se puede realizar directamente sobre la piedra aunque, en la mayoría de los casos, se utiliza un boceto que se calca suavemente en la misma. El dibujo se realiza con la utilización de lápices litográficos de diferentes durezas y también con tinta litográfica que puede aplicarse con plumas o pinceles para lograr superficies aguadas o de negros plenos.

Concluido el diseño, se lo fija con una solución de goma arábiga y ácido nítrico. El paso siguiente es reemplazar el lápiz y la tinta utilizados, por otras tintas de impresión esparcidas sobre la piedra con un rodillo cilíndrico forrado en cuero. Luego se realiza la impresión en prensas especiales para litografías, para lo cual se coloca la piedra sobre la platina de la prensa, se la entinta sucesivamente y se le coloca el papel que recibirá la imagen. Por último se pasa la piedra con la presión correspondiente para lograr una buena definición de la imagen sobre el papel.

AGUAFUERTE

El aguafuerte consiste en dibujar con aguja, lápiz de acero o punzón, sobre una superficie metálica recubierta con una base de barniz resistente al ácido. Al eliminar la base, la línea del dibujo deja al descubierto el metal, que se expone a la acción de diferentes tipos de ácidos que actúan como mordientes. Es una técnica de grabado en hueco, donde la tinta llena las tallas y los blancos son producidos por la superficie del metal no grabada.

El origen del aguafuerte se ha atribuido a los fabricantes de armaduras de mediados del siglo XV, quienes lo utilizaban para crear sus diseños sobre metal.

Técnica

Como plancha o matriz se pueden utilizar diversos metales. Los más frecuentes son el cobre y el zinc. Es importante que la superficie de la plancha se encuentre prolijamente pulida, limpia y desengrasada para que la base adhiera uniformemente. Existen bases comerciales pero generalmente el artista prepara su propio barniz resistente al ácido. Hay varias sustancias con esa propiedad (resinas, asfalto, cera virgen, etc.) que se disuelven en trementina, bencina, aguarrás o nafta. El modo de aplicación difiere según la consistencia. Las más duras se disuelven al contacto de la plancha en caliente, en tanto que las más líquidas se aplican con pincel y se cocinan para endurecer.

Preparada la base, se dibuja directamente o se traslada un diseño desde un boceto. Las puntas para grabar pueden ser agujas de coser, púas, etc. insertas en un mango, o lápices de acero especialmente diseñados con diferentes grosores para obtener distintos tipos de línea.

Con el dibujo terminado sobre la plancha y protegidos los bordes y el reverso, se sumerge en la batea para corroer el metal por acción química. Los mordientes mas usados son el mordiente holandés, el ácido nítrico y el cloruro férrico. La elección del mordiente, como así también sus proporciones y tiempos, son relativos y cada artista los conoce y aplica según su criterio.

Cuando la plancha ha sido corroída hasta la profundidad deseada para la línea más fina, se retira de la cubeta, se enjuaga y se seca. Luego, se cubren esas líneas con un barniz resistente o goma laca y se sumerge nuevamente la plancha en el ácido para grabar las más gruesas y así sucesivamente. Terminado este proceso, se lava la plancha y se remueven la base y los barnices con solventes apropiados.

Una vez limpia la plancha, se procede a entintarla, usando en general tintas para artes gráficas. El entintado se puede hacer con una muñeca o bien con una espátula, haciendo presión sobre las zonas corroídas. Cubiertas la superficie y tallas con la tinta, se barre el excedente sin remover la de los surcos.

Para realizar una estampa se coloca la plancha sobre la platina de la prensa con la superficie entintada hacia arriba. Sobre ella, se ubican una hoja de papel previamente humedecida y un fieltro grueso. El papel, maleable por la humedad y exigido por la fuerte y uniforme presión del tórculo de la prensa, entra en los surcos cavados por el ácido llevando consigo la tinta.

Casa Nacional del Bicentenario

Riobamba 985, C1116ABB

Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

(+54) +11 4813.0301 / 0679

[email protected]

Ministerio de Cultura - Presidencia de la Nación